Las escuelas de Pilsen enfrentan bajas de asistencia y fondos

Click for English

En un día cálido de verano, Suzanne Mazenis-Luzzi habló con la gente sobre los beneficios de registrar a sus niños en la escuela primaria Jungman desde uno de los puestos de la Fiesta del Sol.

La directora de la primaria del lado este de Pilsen, Mazenis-Luzzi bromeaba con los estudiantes sobre la dedicación de la escuela en cuanto a mejoras tecnológicas y un sistema de apoyo individual.

“Nuestro enfoque recae entre la diferenciación de los estudiantes,” dijo Mazenis-Luzzi. “Nos vamos a asegurar de darle su lugar a cada estudiante y a brindarles lo que necesiten,” dijo.

Pero a pesar de su temperamento alegre, sin duda se acercan tiempos difíciles para Mazenis-Luzzi y sus colegas en Pilsen.

Aunque se muestra optimista sobre las habilidades de sus equipo para resistir la tormenta que se aproxima — ocasionada por recortes presupuestales, cambios demográficos en el vecindario y decisiones políticas a nivel administrativo— educadores y padres de familia en todo el vecindario están preocupados por la viabilidad a largo plazo de las escuelas primarias que anclan al vecindario.

Cuando sucedieron los recortes, Chicago Public Schools emitió presupuestos para cada escuela para el siguiente año escolar. Directores de Chicago tuvieron que luchar con la incógnita de cómo trabajar con menos recursos.

En Pilsen, un total de diez primarias están destinadas a experimentar un recorte de casi 3 millones de dólares. Entre ellas están Ruiz Elementary, Cooper Academy, Finkl Elementary, Whittier Elementary, Pilsen Academy, Pickard Elementary, Perez Jr. Elementary, Walsh Elementary, Jungman Elementary y la preparatoria Juarez Academy.

Mientras las cantidades específicas de los recortes varían entre cada escuela, las sumas totales oscilan entre el 1.5 por ciento del presupuesto de la escuela como lo es en el caso de Jungman y el 15 por ciento como lo es para Cooper.

Como es el caso para muchas comunidades de Chicago, las escuelas del vecindario de Pilsen están en aprietos.

Equilibrar este barco a nivel local requerirá obtener un conocimiento más profundo de los factores que ocasionan altibajos en las inscripciones escolares para luego estabilizarlas.

Bajan las inscripciones

A nivel primaria, las escuelas de Pilsen han registrado una continua baja en inscripciones.

Desde 2008, las diez escuelas principales del barrio han perdido un total de 1,026 estudiantes —más del 17 por ciento del total de alumnado — según estadísticas de CPS. Varias escuelas como Perez y Finkl han sido severamente afectadas. Y las inscripciones en esas dos escuelas han disminuido alarmantemente un 32.7 por ciento y un 30.9 por ciento, respectivamente.

Todas juntas, las diez escuelas de Pilsen en espera para recibir recortes presupuestales están pronosticadas a perder 296 estudiantes matriculados desde el año pasado, según los estimados de CPS.

Factores similares están pronosticando una pérdida neta de estudiantes en el sistema de asistencia de CPS a nivel ciudad. Menos niños están asistiendo cualquier tipo de escuela, punto. El desagüe se ocasiona a pesar de los esfuerzos administrativos por empujar las escuelas privadas charter y hacer un énfasis en instituciones con matriculación selectiva a nivel preparatoria.

Las consecuencias reales de las bajas se reflejan principalmente en dólares. CPS usa una fórmula para distribuir financiamiento basado en el número de estudiantes. Por lo tanto, reducciones en el alumnado significan menos fondos para la enseñanza en los salones de clase, actividades extracurriculares y servicios de apoyo para los estudiantes.

Viviendo un déficit de 1 millón de dolares constantemente publicado en los medios de comunicación, aunando la disfunción que vive Springfield como una amenaza similar al futuro del financiamiento educativo, la situación fiscal en CPS ha resultado en recortes similares a lo largo de la ciudad. En total, las escuelas de la ciudad deben de afrontar casi un total de 60 millones en recortes en lo que va de este año escolar.

Ciertamente que Pilsen no es el único vecindario que enfrenta recortes pero el veloz vacío en las aulas es problemático y genera preguntas sobre cuáles son los factores específicos que crearon este éxodo.

Cifras obtenidas de análisis de registros por escuela revelan una lista interesante de factores. En un esfuerzo por enfocarnos en algunos de los factores que están afectando las escuelas públicas de Pilsen, Chicago Voz examinó tendencias recientes en la matriculación en todas las escuelas de la zona.

Al final, Finkle, Whittier y Jungman fueron escogidas para propósitos de análisis en este artículo porque los patrones en matriculación sobresalen en algunos de los factores que están afectando la vialidad a largo plazo de las escuelas públicas de Pilsen.

Finkl
Finkl Academy by Jackie Serrato

En el caso de William Finkl Academy, 2332 S Western Ave, la escuela perdió más del 30 por ciento del alumnado entre el 2008 al 2014. En números, la cifra se traduce a una pérdida de 210 estudiantes.

Localizada en la frontera entre Pilsen y La Villita, Finkl acepta estudiantes de ambas comunidades y areas cercanas.

La escuela sufrió pérdidas en cuanto a estudiantes que residen entre los límites fronterizos de esa escuela y quienes sus padres decidieron registrarlos en Finkl — de 399 a 320 estudiantes.

El número total de niños residentes del área entre los límites de asistencia que son elegibles para asistir Finkl disminuyó en una cantidad de nueve estudiantes durante el mismo periodo.

La pérdida de estudiantes en Finkl fue ocasionada principalmente por una reducción tajante del cuerpo estudiantil que vivía fuera de los límites de residencia de la escuela. Entre 2008 y 2014, el número disminuyó de 281 del total de estudiantes a 150.

Finkl attendance boundaries

Finkl attendance boundaries/límites de asistencia

Más que otras escuelas de Pilsen, Finkl ha experimentado en los pasados años una tormenta perfecta en su despoblación. La gran reducción de estudiantes dentro y fuera de la zona de asistencia ha resultado en una baja de estudiantes a gran escala.

Actualmente, administradores de la escuela están trabajando para quitar a la escuela de la categoría de apoyo provisional, un estatus de prueba determinado por el sistema de clasificación de CPS.

Poniendo el financiamiento a un lado, esta despoblación permite creer que su reputación — y subsiguiente la habilidad de atraer alumnado en un futuro — podría estar también en juego.

Finkl Enrollment 2014

Se contactó al cuerpo administrativo de Finkl para obtener comentarios y no recibimos respuesta al cierre de este artículo.

Jungman
Jungman Elementary by Jackie Serrato

En Joseph Jungman Elementary School, 1746 S Miller St., la pérdida de estudiantes parece que se debe a una gran disminución en el número de estudiantes que residen dentro de los límites de asistencia de la escuela.

Localizada cerca de la intersección de las calles 18 y Halsted, la escuela se encuentra en el corazón de la zona que mas rápidamente está viviendo un aburguesamiento (o gentrification, como se le dice en inglés) en el vecindario. Entre 2008 y 2014, la escuela perdió un total de 42 estudiantes, o 12.8 por ciento de su alumnado.

Según el sistema de rendimiento de CPS, Jungman está categorizada dentro del promedio.

Jungman attendance boundaries

Jungman attendance boundaries/límites de asistencia

Durante el mismo periodo, estudiantes que viven dentro del límite de asistencia — el área entre la calle 16 al norte, Cermak al sur, Racine al oeste y de forma zig-zag entre la Carpinter y Halsted al west — disminuyó de 502 a 378 individuos. Este goteo constante de estudiantes llendose fuera de los límites de asistencia representa una tendencia alarmante.

Apesar de un aumento en alumnado que reside fuera de los límites de asistencia (de 50 a 91 niños), la disminución de la población local de estudiantes fue lo suficientemente grande para explicar la significativa baja total de asistencia.

Mientras es dificil saber a ciencia cierta qué ocasionó la disminución, el aumento de la renta y el cambio demográfico probablemente han jugado un papel significativo en la reducción de la base de estudiantes de la que Jungman puede reclutar.

Según datos del Censo pasado, entre 2009 y 2013, el promedio del ingreso familiar cerca de Jungman incrementó de $28,232 anuales a $42,989.

Mientras el número de niños en el área se ha mantenido relativamente fijo, familias que ganan más usualmente tienen los medios para enviar a sus hijos a escuelas privadas. Comparándolas con padres de familia de la clase trabajadora, quienes cuentan con tiempo limitado y un conocimiento limitado sobre el sistema complicado de matriculación de CPS, los padres de familias pudientes tienden a ser más activos en la educación de sus hijos y están más listos para navegar la administración de alguna charter o escuela privada.

Jungman enrollment 2014

En el caso de Jungman, una combinación de esas fuerzas parece que tomó lugar en la cuota del cuerpo estudiantil.

Whittier
Whittier Elementary by Jackie Serrato

En John Greenleaf Whittier, 1900 W 23rd St, hubo un 16 por ciento de baja en matriculación desde el 2008, a pesar de un incremento en estudiantes que residen entre los límites de la escuela.

La cifra de estudiantes elegibles — de 462 estudiantes a 517 — fue anulada efectivamente por un gran incremento en estudiantes quienes sus padres simplemente decidieron registrarlos en otras escuelas. Específicamente, el numero de estudiantes elegibles para asistir Whittier que viven en el área de asistencia pero que no asisten a Whittier subió de 170 en 2008 a 286 en 2014.

Whittier attendance boundaries

Whittier attendance boundaries/límites de asistencia

Actualmente, la escuela tiene una clasificación baja según el sistema de CPS, una posible razón influyente en la decisión que toman los padres.

Los estudiantes asistiendo a escuelas fuera de las fronteras de residencia se mantuvieron estables durante el mismo periodo.

Whittier estuvo en los titulares en 2010 cuando los residentes protestaron la decisión de la ciudad de demoler el anexo de la escuela. Despues de una respuesta negativa, la ciudad optó por intervenir y construir un campo recreacional que se abrió en 2014.

Mientras muchos residentes elogiaban el nuevo inmueble, otros expresaron a medios de comunicación que estaban preocupados porque la escuela estaba en condiciones deplorables y que la reputación de la escuela había sido dañada por el proceso sigiloso de la ciudad.

Whittier enrollment 2014

Por su parte, Antonio Acevedo, director de tres años consecutivos en Whittier se va respaldar con el programa dual de idiomas y otras características para subir la asistencia y restaurar la confianza del vecindario. Pero de que el programa sea suficientemente sólido para ayudar a la escuela a mantenerse viable a largo plazo está por verse.

Fuerzas impulsoras

Cada una de las escuelas de Finkl, Jungman y Whittier personifica los resultados de distintas fuerzas que están cambiando tanto la apariencia como el sustento de las escuelas primarias del vecindario de Pilsen. Mientras un gran número de factores han contribuido a los cambios de las tres instituciones, las especificaciones traen preguntas sobre cambios generales y estructurales que actualmente están cambiando al barrio.

Tomando en cuenta la despoblación constante de las escuelas del vecindario, es factible que directores como Mazenis-Luzzi será un día asignada a dedicarle más tiempo a las relaciones públicas, sacrificando el servicio que debe brindar a los maestros y estudiantes que su puesto requiere. Por lo tanto, una consideración de estos factores es sumamente importante para los residentes y actores de Pilsen.

Debido a que las fronteras de asistencia no son paralelas a las líneas del Censo, es dificil decir con certeza que los hallazgos a nivel bloque de este artículo son reflejados con exactitud en los números de inscripción. Pero considerar los cambios macro en el vecindario puede ayudar a contextualizar el estado del sistema educacional de Pilsen.

Queda pendiente la segunda parte de este reportaje educativo que analizará algunos de los aspectos influyentes que determinarán el futuro de la educación pública en Pilsen.

Artículo por Paolo Cisneros, reportero
Fotos por Jackie Serrato, editora
Traducción por Saraí Linares Manjarrez, traductora

Comments (1)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *